Todo lo necesario sobre la ropa de bebés. Para niño y niña

4.2 (84.62%) 13 votes

Elegir la ropa más adecuada para tu bebé se convertirá en una emocionante aventura siempre que cuentes con una buena guía. Los errores de los padres primerizos son inevitables pero, una vez que tengas claro que no puedes abrigar demasiado a tu bebé para que no pase calor ni dejarlo con poca ropa, pues puede resfriarse, todo será más fácil.

Lo común es que la esperada búsqueda de ropa para bebé comience ya durante el embarazo. Desde ese momento debes tomar conciencia de que hay prendas que pueden resultarte monísimas en el escaparate pero que, a la hora de la verdad, de poco van a servirte si ni a tu bebé ni a ti os resultan cómodas.

Vestir a tus bebés con ropa de moda

¿Qué es  y para qué sirve la ropa de bebé?

La ropa se va a convertir en uno de los elementos básicos para tu bebé pues debes tener en cuenta que una vez llegue al mundo, el contacto con ella será directo. Un buen momento para comenzar a buscarla es a partir de la conocida como “ecografía de las 20 semanas” en la que se confirma definitivamente el sexo del bebé.

Lo lógico es empezar por aquellas prendas que el recién nacido lucirá en sus primeros meses de vida, aunque también los papás más avispados pueden ir haciendo acopio de prendas de un tamaño un poco mayor que encuentren en promoción.

 

¿Cómo deben ser las primeras compras de  la ropita de bebé?

La experiencia es un grado y, en materia de ropa para bebé, debes observar que  hay ciertas prendas que terminan relegadas a un rincón de su armario y se les quedan pequeñas sin apenas tener ocasión de ponérsela porque ni a él se siente a gusto con ellas ni a los papás les resultan prácticas para cambiarlo.

Dado  que su importe podría haber sido destinado a otros muchos de los complementos que los niños necesitan en su primer año de vida, es un derroche innecesario el que cuenten con prendas que apenas vayan a aprovechar. Para evitarlo, lo mejor es iniciar la búsqueda de la ropita que realmente os vaya a ser útil.

A la hora de ir de compras o de registrarte en un página de ropa de bebé online podrás apoyarte en los expertos consejos de quienes más saben sobre la cuestión de cómo vestir a tu bebé en los primeros meses de vida. Truquillos como que sea accesible para cambiarle los pañales te vendrán fenomenal porque seguro que ya has tomado conciencia de que deberás hacerlo varias veces al día.

Una recomendación muy útil es que, debido a que los bebés crecen más rápido de los que quisiéramos, puedes comenzar comprando ropita de talla de cero a  tres meses que, aunque al principio les quede un poco holgadita, les durará un poco más de tiempo, lo que tu bolsillo agradecerá.

Esto no quiere decir que vayas a renunciar por completo a comprar alguno de esos adorables trajecitos para recién nacido si es que te encantan, pero lo ideal sería adquirir uno o dos de ellos, dándote el capricho de que tu niño tenga estas delicadas prendas a su medida en las primeras semanas de vida y utilizando más el sentido de la práctica para el resto de su ajuar.

 

Ventajas de tener una buena guía de ropa para tu bebé

En esta cuestión, como es de prever, la clave está en el equilibrio. De nada sirve contar con una enorme cantidad de ropita de bebé para los primeros meses de vida que apenas pueda estrenar, ni tampoco sería lógico que los papás os quedéis tan cortos al comprar sus primeras prendas que apenas tengáis tiempo de lavarlas antes de volver a ponérselas. Unas cantidades ideales pueden ser las siguientes:

  • Peleles (5-8). Esos vestiditos de una sola pieza te facilitarán mucho la tarea de vestir a tu bebé. Procura que no le queden ceñidos ni en muslos ni en tobillos.
  • Bodies (5-8). Entre la ropita de primera puesta no pueden faltar los bodies, unas prendas de algodón provistas de corchetes que puedes ponerles debajo de cualquier ropita. Útiles tanto de día como de noche, los hay de manga larga, de manga corta y de tirantes.
  • Ropas, vestidos, pantalones y mucho más para tu pequeño

En el caso de los padres primerizos, podéis escoger bodies cruzados pues suele ocurrir  que en los comienzos os resulte complicado insertar la cabecita de vuestro bebé en el cuello del bodie.

  • Camisetas de algodón (5-8). Siempre que necesites que tu bebé vaya abrigado con varias capas de ropa deberás utilizar estas prendas que, por otra parte, protegerán su piel de algunas terminaciones un poco más ásperas con las que puedan contar las prendas exteriores.
  • Suéteres o polares no demasiado gruesos (2). Con los que estar calentitos de cintura para arriba.
  • Pantalones con pies (2). De manera que ni siquiera precise patucos ni calcetines.
  • Pijamas de una pieza o “bolsas para dormir” que también se conocen como  “mantas bolsas para dormir”.  (5-8). Asegúrate de que tu bebé duerma calentito toda la noche con un “saco para dormir” que le permita moverse cuanto quiera en la cuna sin destaparse. Por otra parte, resultan muy seguros ya que te permitirán prescindir de sábanas y mantas con las que puedan sofocarse demasiado o cubrirse la cabeza. Además, debajo de su “bolsa para dormir” apenas necesitará ropa, por lo que bastará con un body de manga larga.
  • Saquitos (1). Los saquitos o abriguitos cortos para bebé te permititán tenerlos calentitos con la comodidad de ser una prenda que, al estar abierta por el frente, evita tener que sacársela por la cabeza, gesto que no suele gustar a casi ningún bebé.
  • Patucos y calcetines (5-8). Es muy habitual que los pies y las manos de los bebés estén frías debido a la inmadurez de su sistema de circulación periférico por lo que agradecen mucho tener los pies calentitos con patucos, calcetines o botitas tejidas, porque aunque se venden zapatos para bebés, no tienen demasiado sentido hasta el momento en el que comienzan a caminar.
  • Gorros o sombreros (1-3). Si tu bebé ha nacido en invierno, te resultará imprescindible contar con al menos un par de gorritos que abriguen su cabeza y les cubran las orejas para así combatir el frío. Si por el contrario ha nacido en verano, igualmente habrás de contar con un par de sombreros con los que luchar contra los rigores del sol y que no puedes olvidar si llevas a tu bebé a la playa, algo que puedes hacer con moderación y siempre en las horas de menos sol.
  • Buzo (1). Si vives en un lugar muy frío debes sacar a tu bebé siempre arropadito en el interior de un confortable buzo de una pieza. Lo habitual es que cuenten con capucha y que los haya de los más variados estilos. También puedes decidirte por una bolsa especial para su cochecito. Hay que se decanta por un traje especial para la nieve, lo que cobra sentido únicamente si se compra un poco más grande para que pueda usarlo cuando sea algo mayor, pues un bebé no va a estar en contacto directo con la nieve.
  • Juegos de toallas (2). Escoger siempre que se pueda capas de baño con capucha.
  • Mantas (2) y arrullo (1). Con los que mantener calentito a tu bebé cuando el frío apriete.

 

Características que debe tener la ropa de bebé

Cuando vayas a  comprar prendas para el bebé, es crucial contemplar  aspectos básicos como son:

La comodidad

La ropita debe resultar cómoda tanto para el recién nacido como para quien va a vestirlo. Algunas de las ya indicadas son las prendas que mejor funcionan como bodys cruzados, peleles y trajecitos. Es importante que se abrochen de manera frontal, de arriba abajo, con broches automáticos preferiblemente.

Procura que los cuellos no sean muy cerrados, pues podríamos lastimarlo al vestirlo, como también podríamos hacerlo con mangas que no sean demasiado anchas y apenas nos dejen margen de maniobra. Evita las prendas que tengan gomas, así como botones y elementos decorativos que, en caso de desprendimiento, supongan un riesgo de asfixia.

Ropitas de bebés de buena calidad

La buena calidad

Aquí se cumple la máxima de que “mejor calidad que cantidad”. Debido a  que  a los niños la ropa enseguida se les queda pequeña, no compres grandes cantidades pero sí de buena calidad.

Es aconsejable que antes de adquirir una prenda le des la vuelta y te asegures, pasando un dedo por sus costuras, que no rasquen ni piquen. Si notas que tiene hilos sueltos, es señal de poca calidad. En el caso de que tenga bordados, solo deben marcarse en el exterior.

La seguridad

Un factor determinante es que la ropa que vaya a portar tu bebé resulte segura. Los broches automáticos y los botones han de estar perfectamente fijados y elementos superfluos como lazos y cintas, que supongan riesgo de ahogo para el bebé deben evitarse.

Los materiales idóneos

Los tejidos naturales y puros, sin mezclas, como el algodón o el lino son formidables para los más pequeños, entre otros motivos por ser los que más permiten la transpiración. Las fibras artificiales no son nada aconsejables pues además de provocar más calor son susceptibles de hacer que la piel del recién nacido reaccione en forma de alergia.

La talla

En las etiquetas de la ropa de canastilla verás reflejados tanto los centímetros (que se refieren a la altura), como los meses. Lo habitual es que las colecciones partan de la talla 0, equivalente a unos 50 centímetros de altura. Para eludir gastos innecesarios, conviene adquirir ropita que como mínimo corresponda a la talla de 0 a 3 meses, equivalentes a unos 54 centímetros, de modo que le pueda durar algún tiempo más.

 

Cuál es la mejor ropa para bebés

La respuesta a esta pregunta pasaría por aquella que cumpla con todos los criterios que acabamos de enumerar y que luego, a nivel estético, más convenza a los padres. Nada tienen que ver unos progenitores convencionales, a los que les guste vestir a sus hijos con trajecitos que recrean los modelos de toda la vida, con unos papás modernos que busquen ropa de bebé original.

Algunas de nuestras mejores propuestas de ropa  bebé online las encontrarás en Amazon y son las siguientes:

Auxma

Su colección aúna deliciosos zapatitos,  blandos y duros, así como calcetines que son tanto para recién nacidos como para los primeros años de vida del niño.

Smartlady

Como su propio nombre indica, sus exquisitos diseños están dirigidos a las más pequeñitas de la casa. Un auténtico derroche de buen gusto.

Returom

Sus modelos innovadores y vanguardistas cautivarán a los papás más atrevidos. Estilos frescos y desenfadados que no  dejarán indiferente a nadie.

Covermason

Sea niño o niña, tu chiquitín estará “para comérselo”. Apuesta por una marca diferente y presume de estilo propio, lo cual  siempre supone garantía de éxito.

En cualquier caso, nuestro consejo es que haya nacido ya o aún no, disfrutes al máximo comprando tu ropa para bebé. Sin duda, una experiencia tan dulce como única.

 

Deja tu comentario