Los mejores gorros, gorras y sombreros para bebés niño o niña

Rate this post

Pocas imágenes más tiernas que la de un recién nacido luciendo un gorro de bebé. Un breve repaso en tu memoria es posible que te lleve a hacer un recorrido por esa primera visión de todos los bebés que te han rodeado y que mostraban esta delicada prenda desde sus primeros  placenteros momentos de vida.

Los gorritos de los neonatos han de ser como el resto de su ropa, es decir, lavables y preferentemente de algodón. Evita la lana para calentar su cabecita, pues todos los niños que acaban de llegar al mundo y, en particular los prematuros, tienen tendencia a enfriarse por esa zona de su cuerpo.

Sombreros y gorras para recién nacido

¿Qué son los gorritos de bebé y para qué sirven?

Esta dulce prenda acompañará a tu bebé desde los primeros instantes de su vida. Su objetivo, como ya hemos indicado, no es otro que ayudarles a mantener el calor corporal, pues cuando son tan pequeñitos les cuesta mucho hacerlo por sí mismos.

Conforme van creciendo y sus necesidades van variando, los gorros para bebé siguen siendo complementos imprescindibles de su armario con los que evitar el frío, la lluvia, la nieve o el calor. O por el simple gusto de llevarlos puestos, siempre que no haya inconveniente en ello, pues lo cierto es que en muchas ocasiones son “la guinda del pastel” de sus ideales vestimentas.

Razones por los que los niños deben llevar gorro

En cuanto a los motivos por los que los pequeños deben llevar gorros para invierno, para verano o para playa, se encuentran:

 Los de salud de los bebés

  • A los recién nacidos siempre les han ayudado para no perder el calor corporal a través de sus cabecitas, ya que no es hasta el cuarto mes de vida cuando los pequeños comienzan a regular la temperatura de su cuerpo. Además, dado que algunos tienen poquito pelo y todos tienen los huesos del cráneo todavía abiertos, constituyen un elemento más de seguridad.

 

En contra de esta corriente, están aquellos que defienden que antes tenía más sentido colocar, ya en la propia clínica, el gorrito al recién nacido, ya que sin siquiera  entregárselo a su mami, ya lo habían lavado, despojándolo de la vérnix caseosa, que es la capa de piel que sirve de protección natural y que evita la pérdida de calor. Así las cosas lo colocaban en el conocido como “nido” o “nursery”, que era un cuartito en el que, lejos del calor de su madre, precisaban sí o sí el calor que les proporcionaban estos gorritos.

 

A día de hoy, el bebé no es lavado inmediatamente, no se le retira la vérnix ni es separado de su mamá, sino que se le deja en su pecho, recibiendo directamente su calor corporal. Por estas razones, los detractores de esta prenda opinan que no sería necesario colocárselo, mientras que otros muchos siguen sosteniendo que el delicado gorrito no está de más y que ayudará al bebé a alcanzar el anhelado confort.

  • Los gorros de bebés evitan los rayos ultravioletas nocivos, ayudando a prevenir constipados, otitis e infecciones de oídos.
  • En sus primeros paseos y siempre que vayas a exponer a tu bebé a bruscos cambios de temperatura, es muy recomendable llevar gorrito. Como es lógico, será tu propio criterio el que te indique si tu pequeño va a necesitar llevar esta prenda, en función del frío que haga o si va a estar expuesto al aire acondicionado. Por otra parte, siempre que veas que comienza a sudar, debes quitárselo.

Accesorio y complemento muy importante para tu bebé

En el caso contrario, es decir, si puede darle el sol en sus delicadas cabecitas, igualmente es conveniente que use un sombrerito fino. Es tan sencillo como dejarte llevar por  el sentido común.

Los de estética y moda

  • Los gorritos de bebé son una perfecta manera de complementar sus infantiles looks. En el mercado hay un sinfín de modelos de gorros para bebés, desde los que vienen provistos de una visera, los que son de tipo boina, o los típicos gorros de punto que suelen incluir motivos de los personajes favoritos de los más pequeños como los superhéroes.
  • Es muy frecuente que puedas adquirir esta prenda en combinación con una bufanda o guantes, que en el caso de los más chiquitines son manoplas. Suelen ser bonitos y prácticos juegos que hacen las delicias de los pequeños a la hora de ir bien abrigaditos.
  • Existen gorros muy originales como aquellos que incluyen ojitos de rana u orejitas de ratón que no solo sirven para aportarles una imagen muy divertida (pues con ellos parecen que van disfrazados). Desde el punto de vista práctico, resultan muy útiles ya que si estás con el niño en un lugar donde haya confluencia de muchísimas personas y se despista, será bastante más fácil localizarlo, pues no va a pasar desapercibido.

 

Cuando a tu bebé no le gusta llevar gorro…

Esta bonita prenda, debe resultar muy agradable al tacto y cómoda para tu chiquitín. También ha de contar con el tamaño adecuado para que no se le caiga, le pese demasiado o le apriete. El tejido ha de ser suave para evitar molestos picores.

A pesar de que el modelo que hayas escogido reúna todas estas características, lo cierto es que hay niños que desde su más tierna infancia manifiestan un rechazo total hacia este complemento. De ser así, puede que llore o directamente lo rechace, aunque al principio no logrará quitárselo por mucho que lo intente.

Ahora bien, en torno a los seis meses de edad, tu niño adquirirá la suficiente destreza para comenzar a controlar algunos movimientos de sus manos, por lo que es posible que consiga arrancárselo. Nuestro consejo: ármate de paciencia y ve cambiando de modelo al objeto de intentar dar con alguno que sea de su gusto. Otra idea es ensayar con diversas técnicas suaves para intentar fijarlos a sus cabecitas como velcros o lazadas.

El gorro infantil en la etapa escolar

Cuando comienzan la etapa escolar este complemento ayudará a prevenir el frío en la cabecita y en las orejas. Ello es ideal para que tu hijo no se constipe ni sufra enfermedades respiratorias, lo cual es muy a considerar también en días de lluvia y nieve, ante cortas exposiciones a estas inclemencias meteorológicas.

Por estaciones, en otoño  y primavera mitigan los efectos de los bruscos cambios de temperatura, mientras que en verano, evitarán que tu pequeño sufra insolaciones ni dolorosas quemaduras en la frágil piel de su cabeza y carita.

Un aspecto que no debes dejar de lado es el de aleccionar convenientemente a tu hijo para que no intercambie su gorrito con otros niños, lo cual es algo habitual entre ellos e incrementa notablemente el riesgo de contagio de pediculosis (piojos).

Entonces, ¿Cuáles son los mejores gorros de bebés?

Gorritos de punto, sombreritos de pescador, sombreritos de paja, gorritas con visera, sombreritos de playa o gorritas de tenis son algunos de los modelos más demandados por los papis para sus bebés en todas las épocas del año.

La panoplie des petits, PINDI, Guo Shop, Nike o Koly, son varias de las principales firmas que hacen en la actualidad, del gorro bebé, una tendencia. Pocos complementos conseguirán resguardar más a tu pequeño,  con el atractivo adicional de que con ellos lucirán absolutamente ideales y listos para sus más espectaculares fotos.

Deja tu comentario