Disfraces de bebé para los más peques de la casa.

4.3 (85%) 12 votes

Si hay una actividad que entusiasma a los niños, aparte de la de jugar, esa es la de  disfrazarse. Un hobby que trasciende la fuente de diversión para incidir muy positivamente en su desarrollo, motivo por el que desde que vienen al mundo es importante que te fijes en los disfraces bebé.

Ponerse la ropa de otros para representar papeles enseña a los niños a empatizar con los demás. De este sencillo modo, comenzarán a exteriorizar sus emociones y a superar sus miedos.

Diferentes tipos de disfraces para los bebés

¿Qué son los disfraces para bebés y para qué sirven?

Se trata de unas simpáticas vestimentas con las que los niños podrán desempeñar numerosos roles. Imaginemos por ejemplo que un pequeño tiene miedo a la vacuna que le pondrán dentro de unos días. Es muy probable que si se viste de enfermero y comienza a poner inyecciones a todos sus muñecos, termine por quitar todo el dramatismo a la situación.

 

Beneficios de los disfraces infantiles

Los beneficios que los disfraces para niños ejercen sobre los pequeños son innumerables. Entre otros factores, son importantes para:

  • Estimular su creatividad, dado que van desempeñando numerosos papeles y lo que no se les ocurre en uno, se les ocurre en otro. Piensa que están en esa “edad mágica” en la que aún no diferencian con claridad el mundo real del imaginario
  • Dar rienda suelta a su espontaneidad y a su fantasía, lo que contribuye a ir creando personalidades más extrovertidas
  • Disfrutar creando un mundo en el que reina la imaginación y en el que la idea es inventar compañeros invisibles de juegos
  • Expresar mejor sus sentimientos. Está demostrado que en las terapias infantiles, uno de los métodos que mejor funcionan para que los niños de corta edad venzan problemas de relaciones del estilo de la timidez o miedos, como pueda ser el que tienen a los fantasmas, es disfrazándose
  • Ayudar “a que se pongan en los zapatos de los demás”. Y no solo en el terreno literal. Meterse en la piel de otro personaje, le hará conocerlo desde su interior, lo que propiciará que se integren con mayor normalidad en el mundo que los rodea
  • Favorecer su equilibrio emocional, en la medida que la fantasía es algo natural y muy saludable para su equilibrio emocional. Lo que hay que tener en cuenta es que todo tiene un límite y que el pequeño no puede pasar todo el día inmerso en un universo fantasioso o bien que lo viva con una intensidad tal que pierda completamente la noción de la realidad
  • Promover el pensamiento simbólico. Este tipo de pensamiento comienza a desarrollarse en torno a los dos años de edad, cuando el niño empieza a rescatar personas con su camión de bombero, por ejemplo. Así, los niños contarán con una mayor facilidad para comprender el mundo que los rodea
  • Preparar adultos responsables que trabajan, conducen, tienen familia, etc.
  • Los hace más observadores y mejores imitadores. Tanto para poder meterse en la piel de una persona, como pueda ser un médico o una ingeniera, o más aún para desenvolverse como un animal, un niño necesita poner en ello toda su atención, por lo que es muy probable que no se le vaya ni un detalle. En cuanto a su labor como imitador, la misma se considera una rica fuente de aprendizaje para los chiquitines de la casa.

 

¿Quién elige el disfraz?

Ni que decir tiene que en el caso de los disfraces de bebés han de ser los padres quienes elijan esos tiernos e ideales disfraces con los que los pequeñajos parecerán auténticos caramelos. Pocos son los papás que se resisten a enmarcar las fotos de los primeros años de disfraces de sus hijos, e incluso una idea bonita es crear un álbum en el que se haga un recorrido por todos los que han lucido en sus cortas vidas.

Ahora bien, como ya habrás podido imaginar, según vayan creciendo la cosa cambia, y cuando tu hijo deba asistir a una fiesta de disfraces o a una de carnaval o de Halloween es importante que le dejes tomar la iniciativa de la decisión. Piensa que en la mayoría de ocasiones los planes comienzan a disfrutarse desde el mismo momento en que se tiene conocimiento de ellos y es más, parte del encanto del juego reside en esta elección. Haz de ella un acontecimiento divertido y dale un voto de confianza.

Es más, aprovecha la ocasión para conocer algo más sobre tu hijo, puesto que aquello que elija suele ir en armonía con su personalidad. Niñas a las que les encanta vestirse de princesas suelen estar diciéndote que necesitan la admiración de la sociedad, mientras pequeños a los que les fascina ser el rey de la selva, suelen estar manifestando su deseo de imponer su propia voluntad. En cualquier caso y al margen de lo que precisen, raro es el niño al que no le guste verse disfrazado.

Otra idea que debes tener presente es que, debido a  las notables ventajas que el disfrazarse conlleva para tu hijo, no debes dejar que esto ocurra únicamente en ocasiones especiales sino que podéis preparar un rincón de su dormitorio para disfraces e incluso incluir entre ellos ropa que ya no uséis y a la que los pequeños puedan sacar el máximo partido, garantizándoles muchas horas de diversión.

Trucos para elegir los disfraces para bebés

Claves para escoger un disfraz de bebé ideal

En el caso de los bebés, que por su corta edad aún no tienen conciencia de cuanto les rodea, disfrazarlos suele responder a un deseo de los padres de presumir de retoño ataviado de tan inusual y divertida manera.

Si la idea es lucirlo en carnaval, y puesto que en esa fecha del año los termómetros todavía registran temperaturas bajas, uno de los aspectos básicos a contemplar es que los bebés estén calentitos. Otras cuestiones que debes tener en cuenta al objeto de que la ocasión discurra con la máxima comodidad posible tanto para los bebés como para los adultos son:

  • Que sean fáciles de poner y quitar para así poderles cambiarles los pañales sin mayor problema
  • Un requisito imprescindible es que deje su pequeña carita al descubierto. De no ser así, olvídate de ese modelo pues no es ya una cuestión de estética, sino de seguridad
  • Que sean holgaditos para que el pequeño goce de libertad de movimientos, pues de lo contrario se encontrará como “aprisionado” y es probable que pase un mal rato y os lo haga pasar a vosotros
  • Que no precisen complementos ni, por supuesto, maquillaje, pues este último no está indicado para sus delicadas pieles. Maquillar a un niño de tan corta edad conlleva riesgos de molestas reacciones alérgicas así como la posibilidad de que la pintura sea arrastrada por sus manitas hacia el interior de sus ojos o de su boquita.

 

Precauciones que has de tomar al elegir disfraz de bebé

Como venimos indicando, a la hora de disfrazar a un bebé, hay ciertas normas a observar, pues lo que no puedes permitir en ningún caso es que quede comprometida su seguridad.

  • Ya hemos hecho referencia a que sus pequeñas caritas no han de estar tapadas con caretas, pero tampoco deben utilizarse otros accesorios como antifaces o bigotes postizos que le incomodarán en demasía. Como también hemos indicado no debe maquillarse nunca a un bebé
  • Si te planteas confeccionar un disfraz casero, opción por otra parte cada vez menos utilizada por los padres, al existir gran cantidad de disfraces baratos en el mercado, no debes utilizar bajo ningún concepto bolsas de plástico pues de sobra es conocido por todos que las mismas son muy peligrosas para los pequeños
  • Lo que sí puede complementar el look carnavalesco de los más chiquitines son ciertos elementos como una diadema con orejitas que puedas colocarle y quitarle con total comodidad en cualquier momento

 

Los disfraces que más gustan a los niños

Como el espectacular juego que es, el de disfrazarse favorece la desinhibición de los niños, fomentando su imaginación y convirtiéndolos en personajes de sus dibujos animados, series o personajes de cómics favoritos.

Convertirse en aquellos a los  que admiran por encima de todo, hace que pongan en marcha el denominado juego simbólico. Ya hemos hecho alusión a la posibilidad de que los pequeños cuenten en casa con un rincón, cajón o baúl en el que tengan unas pertenencias por ellos muy valoradas, por cuanto les ayudan en la aventura de su transformación.

El disfraz preferido por los niños

El simple hecho de que todos los miembros de la familia dejéis en manos de los niños abalorios del tipo de collares, pulseras, sombreros u cualquier otro artículo que pueda ayudarles a asumir esa personalidad que tanto le embelesa les cautivará. Junto a ellos, pueden tener ordenados aquellos disfraces que le han ido regalando a lo largo de los años y que en tantas ocasiones les han hecho sentirse los protagonistas de la fiesta.

Niños mayorcitos se inclinan por disfraces del estilo de la Guerra de las Galaxias, personajes de sus dibujos animados favoritos o superhéroes.

En cuanto a las niñas, los disfraces de Princesas Disney siguen estando entre sus predilectos pero les siguen a corta distancia los de protagonistas de las series de televisión y musicales más aclamados.

 

Cuál es el mejor disfraz Halloween bebé

Halloween se ha convertido, de un tiempo a esta parte, una auténtica revolución. Pequeños y mayores viven este acontecimiento con inusitada emoción y en muchos hogares se prepara tal celebración con todo lujo de detalles desde semanas antes.

Que los más pequeñines se muestren absolutamente ideales con sus mejores disfraces de Halloween para bebés es uno de los cometidos principales de los padres para esa terrorífica noche.

Cuando llega el esperado momento de que los niños entonan el consabido “truco o trato”, da igual la edad que tengan, todos han de mostrar su lado más misterioso y oscuro. Mientras los que son más mayorcitos corren enloquecidos de casa en casa haciendo acopio de golosinas, los bebés esbozan sus más amplias sonrisas en brazos de sus orgullosos papis, cómodamente instalados en sus cochecitos o sillitas de paseo o bien dando su primeros pasos de la mano de sus progenitores.

Con el tiempo, los terroríficos disfraces de Halloween han ido variando un poco para adaptarse a los más pequeñitos, y aunque zombies, monstruos, vampiros, esqueletos y brujas siguen siendo de los más populares, también disfraces de animales, de hadas y de otros personajes un poco “más buenos” se han ido sumando a la lista de los que no pueden faltar por esas fechas, por no hablar de coloridos disfraces de calabaza como el que te ofrece FEESHOW.

Así las cosas, hemos de concluir que existen pocas actividades tan atractivas y con tantas virtudes para los niños como la de disfrazarse. Busca los más bonitos disfraces bebé en firmas como SMARTLADY, Pettigirl, Cosplay y muchas más que harán las delicias de tus hijos y las tuyas propias.

 

Deja tu comentario