Cuidados y bienestar para el bebé recién nacido.

4.4 (87.5%) 8 votes

Es un hecho que los padres viven pendientes de los cuidados del bebé recién llegado. No hay casa que no se vea absolutamente revolucionada con la presencia de su pequeño. Lo normal es que, antes de su llegada al mundo, todo se encuentre maravillosamente dispuesto para darle la bienvenida.

Piensa que su correcta recepción no pasa solo porque tengas preparado su dormitorio, su carrito y su ropa, sino porque también tengas a mano cada uno de los detalles que precisa para su “puesta a punto”.

Accesorios para cuidar a los bebés

¿Qué son los accesorios para el cuidado del bebé recién nacido?

Los accesorios para cuidar a tu bebé son una extensa gama de utensilios que te supondrán un extra idóneo para hacerte la vida más fácil, pues proporcionan un gran servicio. Algunos pueden resultarte de lo más curiosos como el chupete dosificador de medicamentos que, aunque a priori pudiera parecerte un chupete normal, en su interior contiene un cámara en la que podrás insertar las medicinas correspondientes.

Otro accesorio que despierta curiosidad es el higrómetro, diseñado para la medición de la humedad ambiental de modo que en todo momento puedas saber cuáles son las condiciones de humedad que presenta una determinada estancia. Si un humidificador no lleva incorporado higrómetro, no dudes que es el mejor complemento que puedes añadirle.

Ahora bien, vaya por delante una recomendación: el mercado está plagado de complementos para tu bebé,  algunos de los cuales son de dudosa utilidad. Prioriza y piensa cuáles os serán realmente útiles, pues de no ser así lo más probable es que quede definitivamente relegado al interior de algún armario o cajón, sin apenas uso. No te dejes llevar por el marketing y decántate por aquellos accesorios para cuidados bebé a los que verdaderamente vayas a sacar partido.

 

¿Cómo deben ser los utensilios para el bebé?

Como su propio nombre indica los utensilios para bebés deben ser en primer lugar útiles, punto que por otra parte acabamos de abordar.

En cuanto al resto de las características que deben reunir, podríamos resumirlas en las siguientes:

Cómodos de usar

Piensa que de nada va a valerte un complemento que, a la hora de la verdad, sea un armatoste con un interminable libre de instrucciones. Bien se trate de artículos para alimentar, transportar o para que tu bebé permanezca seguro allí donde se encuentre, el aspecto práctico es crucial.

Seguros

Evita siempre utilizar  artículos que no se encuentren homologados y que pudieran causarle algún tipo de daños. Factores tan variopintos y a la vez obvios como que unas tijeritas tengan la punta convenientemente redondeada a la hora de cortarle las uñitas o  que una trona  infantil no puede estar acabada con pinturas tóxicas, han de ser considerados.

Controlar el origen del fabricante y que se ajuste a las normativas vigentes sobre la materia es la mejor manera de poder mantener la tranquilidad en relación con estos complementos.

Versátiles

Siempre que te sea posible, procura que  los productos para bebés puedan cumplir más de una función, de modo que no llegues a acumular un número interminable de accesorios que al final apenas puedas a utilizar.

 

Complementos para el cuidado bebé recién nacido de los que no puedes prescindir

Según venimos diciendo las firmas comercializan cada día más artículos para el cuidado del bebé. Un breve repaso por los principales nos llevaría a dividirlos en las siguientes categorías:

Cuidados para alimentar a tu bebé

Entre los “clásicos” de la alimentación se encuentran:

Baberos. Con ellos conseguirás que tu bebé no se manche ni con su propia saliva ni con la leche que termine regurgitando. Así, evitarás además que se quede mojado, lo que posibilitaría que se encontrara incómodo y que pudiera resfriarse.

Complementos para el cuidado del bebé

 

Biberones y tetinas. Pensados inicialmente para aquellos padres cuyo bebé no vaya a ser alimentado a través de lactancia natural. En el caso de las mamás que amamantan también deben tener alguno por si deciden salir y utilizar el sacaleches.

Extractor o bomba de leche. También llamado sacaleches y que ayudan a las mamás que dan el pecho a sus hijos a extraerse la leche puntualmente, para introducirla en un biberón, y que sean los papás u otros familiares quienes alimenten al bebé mientras ellas realizan otras actividades.

Leches de fórmula. Si has descartado la lactancia natural, la industria de la alimentación para bebés pone a tu disposición una enorme variedad de leches de fórmula para bebé, cuya conveniencia y dosificación habrás de consultar con el pediatra.

Cojín de lactancia. Unos cojines ideales para sostener a tu pequeño con toda comodidad mientras le das el pecho. Un momento tan especial requiere, sin duda, todo el confort que puedas propiciarle. Por otra parte, las mamás tienen a su alcance productos específicos para los senos como puedan ser las cremas para pezones, con las que evitar el resecamiento que esta frágil zona del cuerpo pueda sufrir en tales períodos o los discos de lactancia, absorbentes y desechables con los que conseguirás que no se noten las pérdidas de leche entre cada toma.

Esterilizadores de biberones. Ideados para desinfectar a la vez varios biberones con sus accesorios en tan solo unos minutos.

Calientabiberones.  Unos aparatos de última generación con los que, aparte de calentar biberones y leche, podrás esterilizarla.

 

Cuidados para la hora del baño de tu bebé

Para el agradable momento de ir al agua, también encontrarás grandes aliados como son:

Bañeras-cambiadores. En el caso de que no dispongas de cambiador en tu cómoda, puedes integrar ambos elementos en este versátil accesorio. Momentos únicos que deben ser vividos con intensidad. También puedes decantarte por una bañera infantil de plástico de entre sus múltiples variantes pues hay bañeras plegables, asientos de baños para cuando van siendo un poco más mayorcitos, bañeras con jaboneras integradas, etc.

Termómetros. Los más vanguardistas de estos accesorios sirven para todo. Así, los termómetros sin contacto 2 en 1 son termómetros de frente pero también son termómetros del agua del baño para el bebé, de leche, etc.

Set de cuidados. Una vez bañado, el aseo del  niño debe ser completado con los kits o estuches de cuidados para el bebé que incluyen múltiples accesorios desde aspiradores nasales, tijeritas, cortaúñas, cepillos de pelo, peines, colonias, body milk, limas de uñas y  pinzas de seguridad, todos ellos realizados con materiales respetuosos con el medio ambiente y fáciles de llevar y de almacenar. Geles de baño,  champús y bálsamos capilares específicos para bebés ponen fin a tan variado elenco.

Toallas o capas de algodón con capucha. Los recién nacidos agradecen mucho estas capitas que te dan la posibilidad de abrigarles incluso hasta la cabecita una vez que hayan salido del baño, momento en que debes tener especial precaución para que no cojan frío. Envolverlos en una delicada toalla o capa de algodón les proporcionará instantes de agradable bienestar que, con toda seguridad, te demostrarán mediante sus plácidos o sonrientes gestos. ¿Se puede pedir más?

 

Cuidados para el transporte del bebé

Además de los consabidos carritos y sillitas para el transporte del bebé, existen algunos elementos de los que podrás echar mano en otros momentos y que te supondrán una alternativa ligera como son las mochilas portabebés, que vienen provistas de un diseño ergonómico y de multitud de posiciones para que tanto el pequeño como quien lo porte gocen de libertad de movimientos.

Mochilas portabebés para el transporte

Cuidados para cambiar los pañales del bebé

Pañales y más pañales. Es muy probable que hasta que empieces a experimentarlo no tomes conciencia de la cantidad de ellos que utilizan los recién nacidos. Llegará un momento en que la destreza que adquieras hará que puedas cambiarlo en un tiempo récord y en cualquier lugar pero, a la espera de él te recomendamos contar con:

Pañales. La enorme mayoría de los padres de hoy en día se inclinan por los pañales desechables. Surtirte de una buena cantidad antes de que tu hijo llegue a casa es muy recomendable porque en las primeras semanas te va a resultar más complicado encontrar huecos libres para este tipo de compras.

Si te terminas decidiendo por adquirir pañales de tela, recuerda que estos han de ir acompañados de cubrepañales (que te interesa que se cierren con velcros) y de calzoncitos de hule impermeables.

Cambiadores o mesas para cambio de pañales. Si no cuentas con un cambiador en tu cómoda o en la bañera, una cama o un mueble que no sea alto serán los adecuados para ayudar al cambio de tu bebé siempre que pongas encima una colchoneta o colchoncito delgados.

También puedes considerar hacerte con un cambiador exento que vendrá provisto tanto de una segura barandilla protectora como de un espacio de almacenaje que siempre podrás aprovechar.

Pañaleras o guardapañales para el dormitorio. Tener los pañales en su bolsa de plástico o amontonados en cualquier rincón, no va a resultarte ni cómodo ni estético, por lo que te aconsejamos que adquieras un guardapañal que vaya con el estilo de la habitación, de forma que lo integres como un elemento decorativo más.

Contenedores de pañales. Quizás estés de acuerdo en que se necesita un recipiente apartado en el que introducir los pañales ya usados, que sea capaz de atrapar los malos olores, permaneciendo allí hasta que salgas a tirar la basura.

Toallitas húmedas para bebés. Otro básico que te facilitará mucho la labor de cambiarlo y que se convertirá en irreemplazable  cuando lo hagas en la calle.

Cremas protectoras. Las zonas íntimas de tu bebé han de ser protegidas contra las posibles rozaduras de los pañales. Consultar con el pediatra su composición es nuestra sugerencia.

Bolsos pañaleros.  Dadas las necesidades de los bebés, salir a la calle con ellos implica portar pañales, lo que puede hacerse en bolsos para bebés, mochilas para pañales e incluso en bolsos cambiadores que vienen con sus correas para el carrito. Posibilidades para llevarlos no faltan.

 

Cuidados para la vigilancia de tu bebé

El recién nacido ha de estar permanentemente vigilado y, como no te es posible acompañarle las 24 horas del día, deberás tener previsto un sistema de vigilancia para bebés. Un vigilabebés con cámara te permitirá estar al tanto de cada uno de los movimientos de tu hijo, aunque este se encuentre en una estancia separada. Unos estupendos monitores inalámbricos que incluso incorporan visión nocturna por infrarrojos para un mayor nivel de seguridad.

 

¿Cuáles son los mejores complementos para los cuidados bebé recién nacido?

Lógicamente, la respuesta va en la línea de aquellos que, cumpliendo con todas las medidas de seguridad, más se ajusten a tus gustos y  a las necesidades de tu hijo. En Amazon tienes la oportunidad de consultar un formidable catálogo compuesto por firmas como Safety 1st, XCSOURCE, Philips Avent, Gosear, OMONG, Vakind y muchas más.

Déjate asesorar por los expertos en puericultura para afrontar los cuidados del bebé. Disfruta cada instante que pases con él pues es una etapa tan tierna como emocionante.

 

Deja tu comentario