El mejor buzo para tu bebé o recién nacido

4.2 (84%) 10 votes

Llega el frío y con él los temidos constipados. En los días invernales, la preocupación de mamis y papis se centra en que sus hijos no se pongan malitos. Para ello, nada mejor que llevarles abrigados dentro de su confortable buzo de bebé.

En el caso de que tu lleves a tu hijo en su cochecito, tapado con manta y cubrepiés, igualmente puedes decantarte por un buzo, si bien entonces lo lógico es que se trate de uno más liviano para no agobiarlo. Los que están perfectamente acolchados se recomiendan para quienes vivan en zonas con temperaturas muy bajas o si vas a sacar al bebé sin su carrito de paseo.

 

Buzos para bebés

¿Qué son los buzos bebé y para qué sirven?

Los buzos para bebés son unas prendas de abrigo con las que los más pequeñitos de la casa salen protegidos a la calle de pies a cabeza por lo que constituyen el mejor modo de aislarles del frío. Dependiendo de lo que  bajen las temperaturas en la zona en la que vivas, necesitarás un buzo perfectamente acolchado para el frío más riguroso o no.

Encontrar el punto exacto de abrigo para tu bebé  generará algunas dudas al comienzo, sobre todo a los padres primerizos. Y es que muchos no pueden evitar vestir a sus niños como si fueran a ir de excursión al Polo Sur cuando realmente, no hace falta ser tan precavidos.

 

Cómo abrigar a un recién nacido

El sistema sanguíneo periférico que tiene un niño que acaba de llegar al mundo no funciona igual que el de un adulto, de ahí que sea habitual que los bebés tengan las manitas y los pies fríos. A ello hay que añadir  que casi no tienen grasa y que  no son capaces de generar calor propio, pues apenas se mueven.

Por eso, es ideal que en invierno saques a tu pequeñín bien abrigadito, pero sin pasarte. Un buen buzo bebé invierno te ayudará sobremanera a tener la tranquilidad de que tu hijo disfruta de su paseo sin sufrir los rigores climatológicos. Eso sí, como ya hemos comentado, debes hacerte con uno cuyas características se adapten a tu zona, para que  tampoco te quedes corto.

En líneas generales, los expertos recomiendan que un recién nacido lleve una capa de abrigo más que una persona mayor. Así, cuando tú estés echando mano de uno de esos suéteres tan confortables porque el frío comienza a arreciar, es el momento de que tu hijo estrene su buzo para bebés, con el que experimentará una agradable sensación de bienestar.

 

Ventajas de usar buzos para bebés

Cuando vayas a elegir ropa para tu bebé, aparte del clima, es necesario tener en cuenta una serie de factores como que sea cómodo para el niño y que se trate de una prenda  suave y flexible.  Monos y buzos son ideales para proteger abdomen y espalda del bebé, zonas que quedan perfectamente cubiertas.

Estas prendas son el complemento ideal para cualquier atuendo invernal de tu pequeño, y presentan las ventajas de estar confeccionadas con una extensa variedad de telas, previstas para distintos tipos de climas y para actividades diferentes.

A la hora de hacerte con un buzo infantil debes tener en cuenta ciertos aspectos como:

La talla

Que se trate de la talla correcta es fundamental para que esta prenda resulte cómoda y práctica tanto para el bebé como para sus papás a la hora de vestirlo. Si son demasiado pequeños no podrá utilizarlos. Por tanto, conviene que el buzo le quede holgadito pero tampoco tan excesivamente grande que “se escurra” dentro de él.

En este sentido, hay que tener en cuenta que se va a tratar de una prenda para una sola temporada, pues la talla ha de ser la adecuada. Si bien hay quien puede ver esta circunstancia como un contratiempo, lo cierto es que el hecho de que tu bebé vaya sobradamente abrigadito dentro de ella, lo compensa.

Una forma de amortiguar también la posible inversión que pudieras hacer en esta prenda es adquirir un buzo bebé barato, pues muchas firmas ofertan prendas invernales muy confortables a un precio excelente.

Cambio de pañales

Como es lógico, cuando tu bebé vaya a utilizar su buzo deberás tener prevista la circunstancia de que este tipo de prendas, al ser enterizas, dificultan el cambio de pañales por lo que fíjate en que algunas vienen provistas de un diseño de corchetes en la parte de la entrepierna, para un cómodo “quita y pon”.

Todo son beneficios con un buzo para bebé

El material

Dadas las características de los buzos de bebés, debes asegurarte cuando vayas a comprar uno que se trate de un material lo suficientemente suave y flexible, pues de resultar demasiado recio, tu bebé se encontraría francamente incómodo dentro de él.

Al abrigarlo con estas prendas, estarás no solo contribuyendo a que se sienta calentito sino también protegido, ya que de manera absolutamente inconsciente las mamás asocian ambos conceptos.

Por este preciso motivo,  llegan a considerar que la ropita infantil es un símbolo de protección al punto de que a muchas les gusta incluir en las canastillas algunas prendas de las que sus familias han usado durante generaciones. Junto a ellas, otras más modernas e innovadoras, como la que traemos entre manos.

 

Cuando los bebés no van en cochecito

Ya nos hemos referido a que el buzo de bebé es una prenda indicada tanto para cuando van en el cochecito como para cuando no, salvedad hecha de que en el primer caso puede usarse uno más liviano.

Ahora bien, cuando lo llevamos en la mochila portabebés y con esta prenda, debemos también tener en cuenta una serie de consideraciones como las siguientes:

  • El buzo para bebés le servirá para llevar calentitos pies, manos y orejas
  • A la hora de elegir lo acolchada que deba ser esta prenda valora no solo el tiempo que hará sino lo cerca que estará de tu cuerpo. Una buena idea si quieres pasarle más calor es dejarte tu propia chaqueta abierta
  • En lo referente a la temperatura, podrás ir controlándosela mirando la de su frente y cuello, pues la de manos y pies no resulta fiable, ya que siempre suelen tenerlos más fríos que el resto de las zonas del cuerpo.

 

Entonces, ¿cuál es el mejor buzo para bebés?

El que cuente con las características que venimos señalando, tenga un diseño que te convenza (dado que  es la última capa de ropa de tu pequeño y por tanto la que más se verá) y cuente con un buen precio.

Firmas como Playshoes, Mine Tom, JACKY o Happy cherry son algunas de las que harán tus delicias, gracias a estos encantadores monitos enterizos con los que tu chiquitín estará “para comérselo”. Todas ellas apuestan por el colorido, la alegría y la variedad de unos diseños pensados especialmente para los más pequeñitos de la casa.

Dependiendo de la marca por la que optes, encontrarás tallas desde recién nacidos hasta niños de unos 24 meses, compatibles con sus zapatitos, pues hay monitos que no traen pies.

Indiscutiblemente, los buzos bebé son la mejor opción para poder llevar en invierno a tu hijo a todos lados sin miedo a que coja fría ni pase un mal rato por las bajas temperaturas. Proporciónale todo el calor y la comodidad de esta confortable prenda que viene provista  de  cremalleras y diseños de mangas idóneos para que  el viento no entre por ningún resquicio.

 

Deja tu comentario